Como reformar una Vivienda

Como reformar un Baño

Como reformar una Cocina

10 consejos antes de realizar reforma.

1. Cuidado con los edificios antiguos.

Los desperfectos pueden salir a la luz al realizar reforma, picar paredes, techos y suelos y podrá llevarse alguna sorpresa que encarecerá el presupuesto. Tenga mucho cuidado de no tocar los muros de carga y estructura del edificio.

2. Tenga claro el tipo de obra que quiere hacer.

Para que no surjan sorpresas y cosas inesperadas. Estudie el proyecto y téngalo todo muy definido para no salirse de presupuesto. La obra puede encarecerse notablemente por cambios en los materiales y nuevas ideas.

6. Involúcrese en realizar su reforma.

Establezca visitas a la obra y reuniones en las que estén presentes todas las partes implicadas.

7. Firme un contrato válido.

Lo más detallado posible para evitar sorpresas. No se olvide de la cláusula de retraso o de compensación por demora.

8. Pida siempre factura con IVA.

Sólo así podrá reclamar y tener la garantía de los trabajos realizados.

9. Contrate una empresa seria y profesional especialista en realizar reformas.

Para ello visite sus oficinas y solicite referencias de obras terminadas, o si es necesario solicite una visita a una obra de características similares a la que va a realizar.

10. No pague por adelantado.

Ni a la firma del contrato, ni al comienzo de la obra. Pague cuando el trabajo esté realizado y de forma satisfactoria. Antes de hacer efectivo el último pago vigile los remates y compruebe que todo esté bien y funcione correctamente.

Sólo así se podrá asegurar de que todo saldrá bien y podrá dormir con tranquilidad.

3. Solicite un presupuesto detallado.

Desglosado por capítulos y a su vez éstos detallados por partidas de trabajos a realizar. Es necesaria la información por si surgen problemas. Más vale prevenir que lamentar.

4. Revise en el presupuesto.

Llas cantidades, calidades de materiales, acabados y la fecha de entrega.

5. Controle que el presupuesto.

Que esté dentro de sus posibilidades y si es posible ciérrelo antes de comenzar la obra. Reserve una parte de éste como colchón de seguridad para los imprevistos que puedan surgir.