Fase 4: Presupuestación y Contratacion de reformas

¿Cómo puede hacerlo?

A la hora de la contratacion de reformas tiene dos alternativas, por cuenta propia o con contratista.

1. Por cuenta propia:

Si se anima a realizarlo por su cuenta tendrá que contratar cada oficio por separado, por lo que es importante que cada profesional le indique el detalle de los trabajos que se van a realizar, así como la fecha de inicio y finalización.

Recuerde que las obras siguen un proceso secuencial, por lo que los pintores no podrán empezar hasta que los albañiles e instaladores hayan terminado su labor.

Puede resultar más barato, pero es mucho más complicado y farragoso, ya que hay que tener experiencia, delimitar muy bien los trabajos de cada profesional y para ello se necesita tiempo y dedicación.

2. Con contratista:

La opción más sencilla es que contrate una empresa que realice la totalidad de los trabajos y coordine todos los oficios de la obra. De esta manera la duración de la reforma estará más definida.

Si contrata la obra con materiales, consulte antes los precios de mercado para evitar abusos. Solicite para ello un presupuesto completo de los trabajos con las calidades acordadas.

En ambos casos, es recomendable que tenga un mínimo de tres presupuestos detallados por capítulos de obra y desglosado por partidas de ejecución, en los que se especifique ordenadamente la totalidad de los trabajos a realizar por cada oficio (unidades, descripción, precios unitarios). Sólo así, podrá comparar y elegir el que mejor se adecue a sus necesidades.

Dicho presupuesto formará parte de un contrato escrito en el que figurará el nombre, dirección, teléfono, número de identificación fiscal del cliente y del contratista, además de un anexo que comprende:

  • Cláusulas contractuales
  • Precio final – Impuestos incluidos
  • Forma de pago
  • Plazo de ejecución
  • Compensaciones
  • Penalizaciones – Etc

Es interesante que sepa que legalmente, puede retener un porcentaje del importe total de la factura, hasta que la obra quede completamente terminada y rematada. Es recomendable que figure en el contrato. Reserve dinero para las mejoras, extras solicitados e imprevistos que siempre, siempre, surgen durante las reformas. Si no está satisfecho con el avance o resultado final de la obra, es hora de reclamar. En primer lugar, es aconsejable resolver las incidencias de manera amable. Todos los humanos nos equivocamos. Si ve que le hacen caso omiso y que no se resuelven sus problemas, es hora de ponerse en contacto por escrito con la empresa, mediante telegrama o burofax, para que quede constancia expresa de la reclamación.
Si no se resuelve el conflicto, acuda a los diferentes organismos de consumo y notifique detalladamente el problema con la copia de la reclamación anterior. Y en última instancia, denuncie los hechos ocurridos con pruebas y documentación suficiente.