Presupuesto y asesoramiento gratuitos, grandes profesionales, servicio integral, pago sin cantidades anticipadas, precio cerrado y cinco años de garantía diferencian a la empresa de reformas de las demás.

Ya se trate de una reforma sencilla, como acondicionar un baño o cocina, cambiar puertas y ventanas, poner tarima o pintar la casa, o de una obra de mayor envergadura que suponga un mayor esfuerzo, ya sea un cambio de distribución del hogar o incluso una reforma integral, cuatro son siempre las fases del proceso: planificación, proyecto, permisos y licencias, y presupuesto y contratación.

El primer paso de todos es contratar el servicio de profesionales acreditados que, no sólo nos garanticen el mejor precio, sino también el mejor de los resultados. Por lo tanto, tendremos que escoger entre los servicios de una empresa diferente para cada una de las tareas que se vayan a realizar -albañilería, fontanería, instalación eléctrica, etc.- o una única compañía que disponga de profesionales especializados en cada una de las áreas de trabajo necesarias. Esta segunda es la mejor de las soluciones, y varias son las razones que lo demuestran.

 

EL REFORMISTA IDEAL

Primero, una reforma integral exige de un estudio previo sobre impacto y presupuestos que algunas de estas empresas integrales ofrecen de forma gratuita y sin compromiso, lo que resulta una gran ventaja. Segundo, las compañías de reformas integrales están especializadas en los procesos de gestión administrativa que se deben seguir para llevar a cabo una obra de este tipo, tales como la obtención de permisos municipales o licencias de obra, por lo que las dudas que al cliente le puedan surgir a este respecto quedan despejadas. Y tercero: la experiencia. Una empresa con años de bagaje sabrá sobreponerse a los pequeños problemas que toda obra va presentando durante su ejecución.

Aspectos como la aparición de humedades o la falta de calidad en algunos materiales pueden ser solventados por profesionales con experiencia, algo que conllevaría mayor dificultad si la reforma se hiciera por partes. En el caso de que surgiera cualquier otro problema, será más sencillo lidiar con

el seguro de responsabilidad civil de una única empresa que con el de varias. Por eso es importante contratar a una compañía de confianza que disponga de un buen seguro y que, una vez finalizada la reforma, pueda ofrecernos una garantía de calidad con un período de tiempo suficiente, mínimo de dos años, que pueda cubrir cualquier posible contingencia.

 

La empresa LMG representa cada una de estas ventajas. Con más de 20 años de experiencia (y más de 500 obras realizadas en la Comunidad de Madrid), la compañía líder en el sector de la rehabilitación se dedica, principalmente, a la reforma integral de viviendas locales, oficinas y comunidades. Más de 30 operarios en obra, cinco en oficina y vehículos en constante movimiento permiten y garantizan su profesionalidad.

 

DE PRINCIPIO A FIN

LMG se ocupa de todo para que usted no tenga que preocuparse de nada, a través de un servicio completo que va desde el inicio hasta la finalización de la obra: asesoramiento continuo, diseño de planos, elaboración del proyecto, gestión de trámites administrativos y legales (licencias, tasas, etc.), ejecución de obra y hasta decoración y mobiliario, si lo desea. Porque el objetivo de LMG es diseñar un espacio que se adapte a sus necesidades. La compañía le ofrece presupuesto y asesoramiento gratuitos, sin ningún tipo de compromiso, junto con las mejores condiciones de pago, sin exigir cantidades anticipadas ni a la firma del contrato ni al inicio de las obras, por lo que únicamente pagará después del trabajo realizado. Además, todas sus obras cuentan con una garantía de cinco años.

La empresa ofrece un blog a través de su web con interesantes artículos: Cómo hacer un huerto vertical en tu casa, Decoración low cost o El suelo por el que pisas, entre otros. Visite www.lmgreformas.com para obtener mayor información.

ESPECIAL REHABILITACIONES Y REFORMAS
VIERNES 4 DE MARZO DE 2016
SU VIVIENDA / EL MUNDO, EL MUNDO